Navegando por
Categoría: Otras luchas

La lucha canaria, muy cercana a la leonesa

La lucha canaria, muy cercana a la leonesa

La lucha canaria proviene de la historia de los guanches, los primeros nativos conocidos de las Islas Canarias, quienes probablemente lo trajeron del norte de África; a causa de existir un contacto limitado
entre las islas, cada una de ellas desarrolló diferentes reglas. En 1420, poco después de la conquista española, Alvar García de Santa María fue el primero en recopilar las técnicas de lucha, incluyendo el uso de árbitros, u “hombres de honor”; sólo algunas de estas primeras reglas y técnicas han sobrevivido hasta la época moderna. Después de la conquista, este tipo de lucha se convirtió en parte del folklore de las islas, realizándose sólo en celebraciones o fiestas populares.

Las reglas se establecieron por primera vez en 1872, por lo que es uno de los primeros tipos de lucha en ser definidos.  En la década de 1940 se formaron varias federaciones provinciales, que llevaron a la Federación Española de Lucha en 1984. Los combates de lucha se realizan en círculos de arena, así que generalmente las competiciones se celebran al aire libre, casi siempre retransmitidas por las televisiones locales.

Sus reglas son bastante simples, como suele ocurrirles a este tipo de luchas tradicionales. Los luchadores comienzan en medio de un circulo de arena, llamado “terrero“. El objetivo es hacer que el oponente toque la arena con cualquier parte de su cuerpo, excepto los pies. Para conseguir esto, usan diferentes técnicas llamadas “mañas” para conseguir que el contrario pierda el equilibrio. Se necesitan dos caídas del contrincante para ganar  un combate. El partido termina cuando todos los miembros de un equipo han sido derrotados.

Las “mañas” pueden dividirse en tres grupos:

  • Agarre: El luchador puede agarrar cualquier parte del cuerpo del oponente para tratar de desequilibrarlo y
    derribarlo.
  •  Bloqueo: El luchador puede bloquear un movimiento de su oponente y usar su fuerza para desequilibrar a su adversario.
  • Desvío:  El luchador puede mover su cuerpo para desviar un movimiento de su oponente, y usar la fuerza del contrario para desestabilizarlo.